Denunciaron total abandono de la población migrante y un nulo apoyo a los gobiernos locales. Emplazaron al Presidente Piñera ante ausencia de política migratoria y se anunció sesión especial en el Parlamento para discutir este tema.

El diputado del Partido Comunista (PC) y representante del Distrito 2, Rubén Moraga Mamani, condenó las acciones de racismo y xenofobia en contra de la población migrante indicando que “requerimos soluciones globales para este problema que nos está impactando fuertemente en esta crisis humanitaria y migratoria y que terminó en un horrible espectáculo en la ciudad de Iquique hace unos días atrás donde se quemaron enseres a modo de recibimiento a los migrantes, situación que no podemos permitir”.

“Debemos tener políticas de Estado, políticas de Gobierno en respuesta a esto y que no consideren al norte de Chile como una zona de sacrificio; migrar es un derecho humano, pero esa migración debe estar bajo las normas contempladas por los organismos internacionales, es urgente que el gobierno se haga cargo y responsable de esta ola migratoria y eso pasa por tener una política clara para promover acciones concretas que apoyen a las regiones que están siendo impactadas por esta situación”, sostuvo el diputado Moraga.

En tanto, el diputado Luis Rocafull señaló que entendemos que el problema es desesperante para los ciudadanos del norte de Chile, pero hay que aclarar que el Estado y el gobierno han estado ausentes.

“Los delegados presidenciales ni siquiera han resuelto el tema de orden público. Hoy nos encontramos con un gobierno que no cumple ninguna función, ni sanitaria, ni de seguridad y tampoco humanitaria. El gobierno debe ponerse las pilas actuar responsablemente y respetar los convenios internacionales en materia de derechos migrantes”, dijo el diputado Rocafull.

El diputado de Acción Humanista, Tomás Hirsch, arremetió contra el Presidente de la República y aseguró que “fue Sebastián Piñera quién estuvo con su show en Cúcuta y él le dijo a las y los venezolanos que vinieran a Chile, que las puertas estaban abiertas. Ahora vemos cómo los ha tratado y lo que ha sucedido con ellos. También presentó una ley de migración y no han sido capaces de dictar un reglamento para aplicarla como corresponde. Hago un llamado a los delegados presidenciales y al Gobierno a que asuman la responsabilidad y den las soluciones para resolver esta situación. Lo que hemos visto es fruto de la irresponsabilidad del Gobierno, que va fomentando y generando xenofobia. Lo sucedido en Iquique es totalmente inaceptable”.

En este sentido, Rubén Moraga anunció que durante la próxima semana se realizará una sesión especial a la que se espera concurran los titulares de los ministerios de Interior, Defensa, Salud y Relaciones Exteriores “porque son los actores que tienen que dar la respuesta a la crisis que estamos viviendo hoy día en las regiones del norte, pero también a la falta de una política de Estado para enfrentar esta crisis que llegó para quedarse”, finalizó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *